2/7/2019 

 


Los mandatarios de las mayores potencias económicas mundiales se reunieron durante el G20 y retomaron las negociaciones para terminar con la 'guerra comercial'. Sobre el tema Sputnik consultó a Agustín Romero, analista internacional argentino.

 
La 'guerra comercial' que libra EEUU contra los países que desafían su hegemonía económica está lejos de terminar. Sin embargo, el sábado 29 de junio comenzó una nueva tregua con su principal contendiente, China. El presidente estadounidense Donald Trump se reunió con su par chino Xi Jinping, y lograron reactivar las negociaciones para destrabar el conflicto.
 
Ambos países se comprometieron a no imponer nuevos aranceles, pero mantuvieron los existentes hasta el momento. Por su parte Xi pidió "cooperación" para evitar "pérdidas en ambas naciones". Trump accedió, siempre y cuando se equilibre la deficitaria balanza comercial que mantiene su país con el gigante asiático.
 
De acuerdo a Agustín Romero, experto en relaciones internacionales argentino, "esta tensión que mantiene con China sigue obedeciendo a su lema de campaña: 'hacer de nuevo grande a EEUU', slogan que defiende y en el que apoya su gestión y su posible reelección. Un país que, según el discurso del mandatario, ya no era grande debido al robo de poder de potencias como China".
 
"Todo lo que hace Trump, lo que hizo este fin de semana en Japón y lo que viene haciendo, se enmarca en este principio de (que otros países son un) dilema de seguridad nacional. Concepto en el cual se engloba absolutamente todo. Y en este marco ha tomado medidas incluso contra sus socios más fuertes y más cercanos: México, Japón, y miembros de la Unión Europea", analizó.
 
No es de extrañar que la compañía china Huawei, destacada líder global de telecomunicaciones, sea centro del debate. Y que justamente el motivo de ellos sea el "peligro contra la seguridad nacional", como el supuesto espionaje y el robo de tecnologías estadounidenses.
 
Respecto a esta empresa las conversaciones significaron avances pero no tantos como se esperaba. Mientras la exportación de componentes volverá a fluir hacia la compañía, EEUU no la retiró de la lista 'negra' del Tesoro. Por lo tanto, seguirá vetada para hacer negocios con firmas estadounidenses como Google, que podría dejar de funcionar en los nuevos dispositivos de la empresa asiática.
 
"Creo que quedó demostrado en la reunión del G20 en diciembre, en Buenos Aires, que Trump no mantiene los acuerdos a los que llega", apuntó Romero. Entonces él también se reunió con el premier chino, pero sus conversaciones fueron dejadas en el olvido rápidamente.
 
"En diciembre (de 2018) se pusieron de acuerdo en congelar esta guerra comercial que iba in crescendo. Pero, dos meses después, Trump comenzó su espiral contra China poniéndole aranceles y el país asiático respondió con medidas similares. Así que llegamos a mitad de año con este clima de 'guerra comercial' idéntico al de diciembre", explicó.

Sputnik  




print.gif  friend.gif