| Mendoza | Argentina
Ciudad Este
Seguinos en:
       
Facebook   Twitter Twitter
 
  El Tiempo en Mendoza
 

Inicio Provincia Politica Economia Nacionales Internacionales Cultura Paseos y Placeres

El fin de cosecha en Raíces de Junín reivindicó la cultura del trabajo que siempre destacó a Mendoza

 

 

Se llevó a cabo el “Ritual de la Uva al Vino” en la bodega Raíces de Junín, donde cientos de empleados municipales y vecinos cosecharon las 3 hectáreas de uva que posee el establecimiento, en un acto productivo que encabezaron los intendentes Mario Abed y Miguel Ronco y que significó el fin de la cosecha.

Más allá del evento en sí, hay un fuerte mensaje con las acciones realizadas y es recuperar la cultura del trabajo, que alguna vez distinguió a Mendoza del resto del país.


Por eso no hubo distingo entre vecinos, contratistas, empleados municipales y funcionarios de Junín y Rivadavia; todos junto a sus familias se introdujeron en los viñedos para, tijera en mano, llenar sus canastos de uva, volcarlos en el camión y obtener una ficha a modo de pago. Y si decimos familias era ver hijos, entre curiosos y divertidos, acompañando a sus padres en la labor.


Las reinas vendimiales, a la antigua usanza “patera”, pusieron su cuota de belleza y simpatía en una verdadera pisada de la uva llevada a cabo en un escenario tradicional.

En simultáneo, “El Viñatero Cantor” José Molina, rindió homenaje a su seudónimo y brindó un recital plagado de cuecas y tonadas a los trabajadores que no paraban de llenar sus canastos de uva.

A su vez, un grupo de mujeres terminaban los pasteles y tortas fritas alimentos que iban a estar regadas de vinos multicolores elaborados marca Junín, para calmar el apetito y la sed de los cosechadores.



Y alrededor de los surcos había bailes. Y la Patrona de los Viñedos se internaba en los callejones y renovaba con su presencia la fe de esos paisanos, que la acompañaban en procesión. La Virgen de la Carrodilla era venerada en señal de gratitud por la producción conseguida.



Y luego de mates, bocados y brindis, llegaron los sorteos, donde los números participantes estaban insertos en las fichas de cosecha, en una jornada sabatina distinta para quienes la vivieron.



Ese sábado estuvo nublado, pero brillaba el sol en el espíritu de los presentes. Porque había fiesta. Sí, Raíces de Junín estaba de fiesta, porque se celebraba el fin de cosecha, una tradición que viene del tiempo de nuestros ancestros y que, como el ciclo permanente de la vida, aún se sigue repitiendo en nuestros días.



Y no es que los problemas y las dificultades estén ausentes. Cada uno las tiene. Y seguramente en buena cantidad. Pero en la calle Martínez, bajo ese ambiente bucólico, impregnados de sueños heredados de aquellos que trabajaron la tierra en condiciones adversas, que apostaron a la producción y soñaron con un mañana mejor, tal vez menos duro para sus hijos y nietos, en Junín se les rindió homenaje.

(JB)

print.gif friend.gif
Share |

Escribir un comentario

  
Ciudad Este
Powered by Yanasu S.A. | Eurofull MendozaLineas-IPMendoza en la Web