| Mendoza | Argentina
Ciudad Este
Seguinos en:
       
Facebook   Twitter Twitter
 
  El Tiempo en Mendoza
 

Inicio Provincia Politica Economia Nacionales Internacionales Cultura Paseos y Placeres

Guerra de Malvinas: el juninense Mario Pérez recuerda su participación en el rescate de los náufragos del crucero Belgrano

 Guerra de Malvinas: el juninense Mario Pérez recuerda su participación en el rescate de los náufragos del crucero Belgrano

 

A 37 años de la guerra de Malvinas, Mario Pérez, un ex suboficial de la Armada, recuerda el dramático momento en que desde el ARA Bouchard colaboraron en el rescate de los sobrevivientes del Crucero Ara General Belgrano, hundido arteramente por un submarino británico, cuando se hallaba fuera de la zona de exclusión marítima.

La causa Malvinas está arraigada con fuerza en los argentinos. Por eso, a 37 años de la batalla por la recuperación del archipiélago, en tiempos del gobierno de la Junta Militar, despierta recuerdos y vivencias entre los que participaron o tuvieron una experiencia cercana. Es el caso de Mario Pérez (54), un juninense nativo de La Colonia,  quien tiene 2 hijos.


Mario Pérez, ex suboficial de la Armada Argentina
Asistió a la escuela 27, la Tissera Guevara, y fue abanderado. Luego, empezó en la ENET de San Martín, pero al provenir de un hogar humilde, decidió “engancharse” en la marina, buscando mejores posibilidades laborales.  Y con 16 años partió a la tristemente célebre ESMA, para seguir la carrera militar. Ya eran tiempos del ilegal Proceso de Reorganización Nacional.

Empezó, luego de recibirse de Cabo Segundo y partir con la Fragata Libertad a recorrer el mundo, a prestar servicios en el destructor ARA Bouchard, y participar en una campaña antártica a bordo del buque  Islas Orcadas, como maquinista, el 29 de marzo de 1982. A su retorno a Puerto Belgrano, y ya nuevamente como parte de la tripulación del Bouchard, con un conflicto de Malvinas en ciernes, el 29 de marzo de 1982, arribó al Teatro de Operaciones del Atlántico Sur, para colaborar en la ocupación de las Islas Malvinas, patrullando el 1º de abril un área al norte de las Islas.


El ARA Bouchard y su tripulación acudieron al rescate del ARA Belgrano
El 24 de Abril, el Bouchard pasó a operar al sur de las islas custodiando al crucero ARA General Belgrano, junto al Santísima Trinidad y el destructor Piedrabuena. “El 1º de Mayo, a la medianoche, ingresamos a la zona de exclusión. Teníamos una misión militar, que era atacar algunos objetivos de la armada inglesa”, recuerda tensionado, como si una película volviera a repetirse en su memoria.

“Izamos la bandera de guerra, y junto a unas 170 tripulantes, cantamos el himno y a partir de ese momento, estábamos dispuestos a matar o morir. En un mar bravío, con aguas heladísimas, en la zona del sur de Malvinas”, recuerda Mario.

Unidades enemigas

Advertidos de la presencia de unidades enemigas “a las 8 de la mañana salimos de la zona de exclusión, pero a las 4 de la tarde un torpedo nos pega a nosotros, que íbamos en formación, a un kilómetro del Belgrano. Pero tuvimos suerte porque el torpedo que nos arrojaron no penetró el casco, pero nos produjo un boquete muy grande porque  esa pérdida de agua nos inundaba, con peligro de explosión de los turbos”.

Al rescate del Belgrano

“Gracias a Dios pudimos subsanar la pérdida y zafamos, trabajando con el agua hasta la cintura, hasta que salimos del mal momento. El barco nuestro lo recuperamos y no tuvimos ninguna pérdida humana, y llegamos primeros a socorrer al Belgrano, rescatando a los sobrevivientes de las balsas”, evoca emocionado.


Mario Pérez en territorio austral
Y continúa: “Esa noche, hubo una tormenta como jamás vi en mi vida, porque el barco crujía  y  parecía que se partía en dos. Nos alumbramos con  linternas y   reflectores”  apuntados a ese mar bravío y oscuro y “pudimos rescatar a muchos náufragos del Belgrano, pero murieron 325”, agrega con la voz cortada.


De vuelta en Ushuaia, el Bouchard pasó a custodiar las pistas de Río Grande, porque se preveía un ataque inglés, que finalmente ocurrió (NdlR: Operación Mikado: Inglaterra pensaba atacar el continente desde el Atlántico y desde territorio chileno): “Nuestro radar detectó puntos de balsas y atacamos esos puntos, que eran balsas que transportaba un submarino inglés, que se dio a la fuga y la infantería de Marina pudo capturar a ese grupo de comandos”.

Pero el peligro no pasó allí. “Estábamos tristes por el resultado de la guerra, y debíamos volver de Ushuaia a Puerto Belgrano. Pero antes, los suboficiales hicimos una prueba con las balsas salvavidas, tiraron 20 balsas y no funcionó ninguna. Si a nosotros nos daba el torpedo, nos moríamos todos, recuerda.

Luego llegó su desvinculación de la Marina porque “me sentía frustrado porque no podía seguir estudiando, pero también influyó el tema Malvinas”. Concluyó el secundario en el Nacional de San Martín. Luego ingresó a YPF, se quedó sin trabajo con su privatización, e ingresó al Perrupato. Luego volvió  a estudiar en la universidad, hasta que alcanzó su objetivo a los 50 años: recibirse de abogado.


Pérez, en alta mar, a bordo del ARA Bouchard
Hoy, Mario sigue en contacto con sus antiguos camaradas y, mientras ejerce su profesión,  se propuso otros desafíos menos peligrosos. Por eso se presentó como precandidato a intendente de Junín, por la lista 503 A, y competirá el próximo 19 de abril, cuando en la provincia se desarrollen las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias.

print.gif friend.gif
Share |

Escribir un comentario

  
Ciudad Este
Powered by Yanasu S.A. | Eurofull MendozaLineas-IPMendoza en la Web